Especial Olimpiadas-Atenas 2004 Noticias Resultados Calendario Deportes Historia Atenas
El italiano Stefano Baldini gana un maratón accidentado
 

Brasil ha presentado una reclamación porque un espontáneo sujetó De Lima cuando lideraba la carrera

El italiano Stefano Baldini alcanzó entre los mármoles viejos del estadio Panathinaiko la gloria olímpica por la misma senda que el pastor griego Spiridon Louis recorrió en 1896 para ganar el primer maratón olímpico.

El estadounidense Meb Keflezighi le secundó en la meta, y el brasileño Vanderlei de Lima defendió en los últimos kilómetros su medalla de bronce después de haber sido derribado por un espectador cuando marchaba destacado en cabeza por el km.35.

Campeón de Europa en 1989 y dos veces medallista de bronce en campeonatos del mundo, Baldini obtuvo su primera medalla de oro olímpica con un tiempo de 2h10:55 y una ventaja de 34 segundos sobre el segundo, mientras que el keniano Paul Tergat, plusmarquista mundial, tendrá que resignarse a no ser ya nunca campeón olímpico.

Los Juegos rememoraban la tragedia del soldado griego Filípides, muerto tras anunciar la victoria de Milcíades sobre el ejército persa de Artajerjes en 490 a.C, y la gesta -2.386 años después- del primer campeón olímpico, Spiridon Louis
A las 18.00 locales (15.00 GMT), 102 corredores partieron de la villa que dio su nombre a la prueba para recorrer el camino hacia el estadio Panathinaiko de Atenas.

Mientras, en el viejo estadio Panathinaiko, los espectadores asistían en dos grandes pantallas las evoluciones de la prueba mientras escuchaban por megafonía canciones españolas: Los Bravos, Mecano, Mónica Molina. Los españoles Julio Rey, subcampeón mundial, y José Ríos se dejaron ver, tocados con gorras blancas, al frente del grupo desde la salida. Por la Tumba de los Soldados Atenienses, en el km. 5, el grupo continuaba compacto.

Se pasó el km. 10 en 31:54 minutos con el brasileño Valderlei de Lima, dos veces campeón panamericano, y el chino Gang Han, plusmarquista asiático ¡de 1.500!, unos metros por delante. Tergat, cinco veces campeón mundial de cross y plusmarquista mundial de maratón, no consintió fugas a partir del km. 15. Llegó a Atenas, a sus 35 años, casado y con tres hijos, en busca de su primera medalla de oro olímpica y no quería correr riesgos.

Sin embargo, en el km. 16 se escapó el sudafricano Hendrik Ramaala, dos veces subcampeón mundial de medio maratón. Tergat, Rey, el italiano Stefano Baldini -bronce en los últimos mundiales- y el marroquí Jauad Gharib -campeón del mundo- no perdieron los nervios. El grupo, reducido ya a 26, lo alcanzó. Vanderlei de Lima, de 35 años, emprendió su aventura en el km.20. Pasó el medio maratón en 1h07:22 con 15 segundos de ventaja sobre el grupo. Baldini asumió las tareas de caza. En el km.25 el brasileño (1h19:32) había aumentado a 35 segundos su margen. Gharib, Baldini y Tergat fueron por él. Rey se quedó atrás. Ríos lo hizo poco después.

De Lima cubrió los 30 km. en 1h35:02. Su ventaja seguía aumentando: 46 segundos sobre Tergat, Baldini, Gharib y Meb Keflezighi, pero el campeón mundial cedió y la partida de caza se redujo a tres. En el km.35 (1h50:08), punto conocido como "el muro" en la jerga del maratón, el trío perseguidor del brasileño estaba a 52 segundos. En ese momento Lima tomó un largo trago de la botella que llevaba consigo.

En ese momento, un individuo que surgió de entre el público empujó al brasileño fuera de la carretera y lo tiró al suelo, aunque pudo volver pocos segundos después a la carrera. Baldini aprovechó para acelerar y marcharse solo en persecución de Lima. Cumplidas dos horas justas de carrera, el italiano adelantó al infortunado líder.
La Policía identificó al revoltoso como el polaco Josef Anuska, que ya había anunciado su intención de erigirse en protagonista del maratón. "Será algo muy vistoso", prometió hace días.

Baldini se dirigió ya incontenible hacia la meta mientras Lima, que se llevaba la mano al costado con gesto de dolor, cayó al tercer puesto, no obstante lo cual aún tuvo humor para recorrer los últimos metros haciendo eses, feliz, sobre la pista negra del Panathinaiko.

Tergat, décimo, tendrá que resignarse a no ser ya nunca campeón olímpico, pese a que hoy no estaba su "bestia negra", el etíope Haile Gebreselassie.

Reclamación de Brasil

Brasil protestó ante los organizadores del maratón de Atenas por la acción de un espectador que retuvo durante unos segundos al atleta Vanderlei Cordeiro de Lima cuando éste lideraba la prueba. "Sí, hemos presentado una protesta ante el comité organizador porque nos pareció una acción antirreglamentaria e innoble", aseguró un miembro del Comité Olímpico Brasileño, que prefirió no ser identificada, en el mítico Estadio Panathinaiko de la capital griega, donde terminó la carrera.

Cuestionado sobre si creía que la acción del espectador había sido deliberada para perjudicar al atleta brasileño, el responsable contestó: "Esperamos que no haya sido algo premediatado y tendiente a causar daño. Aguardamos la respuesta del comité organizador". "En todo caso, nos pareció una acción innoble, porque al momento de la retención por el espectador, Lima iba primero", enfatizó el miembro del Comité Olímpico Brasileño.

Lima concluyó finalmente en el tercer lugar, obteniendo la medalla de bronce, por detrás del italiano Stefano Baldini (oro) y el estadounidense de origen eritreo Meb Keflezighi (plata). El brasileño, de 35 años, dos veces campeón panamericano y vencedor este año de la maratón de Hamburgo, pudo al final mantener el tercer puesto, entre los vítores del público, que lo recibió como un héroe.

Vanderlei de Lima, que se escapó en el kilómetro 19 y que llegó a tener una ventaja de 46 segundos en el 30, fue cazado por Baldini hacia el kilómetro 38, poco después de haber sufrido la agresión del espontáneo, aunque la desventaja sobre el dúo perseguidor ya había bajado a 28 segundos en el 35.

Lima: "Hubiera ganado el oro"

El brasileño Vanderlei Lima aseguró que "hubiera ganado el oro" en el maratón de los Juegos de Atenas de no haber sido porque un espontáneo le agredió cuando lideraba la carrera en el kilómetro 36, lo cual le "rompió el ritmo".

"Me sorprendió mucho, aunque no pensaba que yo fuera el objetivo. No me hirió pero me rompió el ritmo. Estoy seguro de que habría ganado el oro si no hubiera sido por ese loco", afirmó el maratoniano.

 
 
Oro en 1.500 y 5.000
El marroquí El Guerrouj se coronó al ganar en 1.500 y 5.000 metros
Cal, oro y plata en piragüismo
David Cal, con un oro y una plata, es el español más laureado de los juegos
Aros olimpicos. Olimpiadas-Atenas 2004 Olimpiadas - Atenas 2004 © Vocento 2004